Únete a amigos
Olvidé mi contraseña

03-2011

Entre Amigos


La cancillera Angela Merkel, viajó el mes pasado a la cumbre hispano-alemana en Madrid. La bienvenida fue cálida, era una cita entre amigos. España ha hecho sus deberes, dicen. Zapatero ha encaminado las medidas de austeridad, quizás algo bruscamente, pero en fin, el cambio doloroso ha sido llevado al cabo. La Cancillera ha tomado nota, incluso con palabras de elogio. Hay mucha motivación, y la mejor ayuda que puede obtener España está allí: Angela Merkel es sinónimo de ambas cosas. El proyecto de ayuda tiene que salir bien. En el caso de un fracaso, la unión monetaria estaría ante un montón de ruinas. A los especuladores hay que tenerles a raya. Ellos esperan con impaciencia que España caiga pasto de los buitres. Ahora lo que interesa sobre todo es la fuerza. El que se encuentra en el suelo gana mucha fuerza cooperando con aquellos que son fuertes y que dan fuerza: amigos. Alemania es un amigo. Pero Angela Merkel sabe también, que no solamente lucha por España. Está luchando por Europa. El estado ibérico de la crisis no cabe debajo del paracaídas de rescate de la EU, que se pronostica a gran escala. Es demasiado grande.



Hace pocos años, Zapatero ha visto a su país superando a Alemania en cuanto a la renta per cápita. Ahora Alemania está apoyando a España, para frenar  el caos económico de fabricación casera. Lo que también influye, por cierto, es el miedo europeo, que España podría ponerse de rodillas al nivel griego-irlandés. Y a la vista está el pequeño vecino de Portugal, que se resiste fuertemente, aunque ya está – según los expertos – perdido.



La visita de la dama de Alemania

750 mil millones de Euros. El paracaídas de rescate de la Unión Europea tiene una envergadura enorme. Pero si se cae España, la crisis de la UE estaría fuera de control. Los analistas advierten con insistencia. El tema está muy caliente, por eso, la Señora Merkel no viene sola sino acompañada por varios ministros alemanes y aquellos expertos que tienen una amplia experiencia económica y financiera. Entre otros vemos al Director de la Federación Alemana de los sindicatos, y a representantes de conocidas empresas como Siemens, RWE y Deutsche Telekom. No hay tiempo para la vanidad. Mientras tanto, la oposición se burla: “Tiene que venir la dama de Alemania para poner las cosas en un sitio“.

El Partido Popular (PP), la oposición, se ve crecida. Con orgullo señala los éxitos económicos del pasado. Sin embargo, tampoco tienen unos conceptos revolucionarios para el futuro. De hecho, es un juego fácil, golpear el oponente tendido en el suelo. Esto distrae además la crítica apropiada: Durante su mandato, el PP no ha sido capaz de establecer una base sólida. No ha sabido generar unos caminos rentables, con visión de futuro, fuera del boom de la construcción de los últimos años. Ha sido incapaz de desarrollar y ampliar conceptos innovadores.

El ciudadano está decepcionado y tiene muy pocas ganas de fiarse de la verborrea política. En el caso de la victoria electoral del rival, éste no haría más que acusar incansablemente al vencido como justificación de porqué no saca el carro del barro. Los ciudadanos están desencantados con la política. Y con razón. Los tópicos no ayudan. Alemania envía señales. No todos han tenido un gusto amistoso.



 La amistad debe soportar las críticas

Un aumento del sueldo orientado a la productividad en vez del ajuste automático de la inflación. La productividad y las ganancias de las empresas serán decisivas para la determinación del sueldo. El exitoso modelo "Made in Germany" debería funcionar también en España – pero los socialistas no se fían. El Ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, se niega. Al fin y al cabo su concepto ha sido aceptado. Él tendrá que replantearselo.

Angela Merkel critica. Esto también debe ser soportado en una amistad. La indirecta que ha repartido, haciendo referencia a la imprudente política de deudas, fastidió a Zapatero. El devolvió el ataque: Alemania se muestra – como muchas veces – no diplomática, demasiado directa, demasiado dominante. Esto disgusta a Zapatero. Tendrá que aprender a entender la crítica de forma constructiva. Sus ciudadanos tienen todo el derecho.  Angela Merkel rinde homenaje. Ella defiende a su amigo España de especuladores codiciosos. La edad legal de la jubilación aumentará de 65 a 67 años. Nuevas deudas del presupuesto se han reducido drásticamente. Los enormes aumentos de impuestos, recortes sociales y recortes salariales de los funcionarios son buenas medidas para el futuro. Y ya se están notando los primeros éxitos. El déficit presupuestario y las cajas de ahorro con problemas están bajo control. Pero el ciudadano realmente no lo nota. La tasa del paro sube al 20,3 por ciento, esto es un récord. La competitividad, la productividad y la innovación - España tiene mucho pendiente para ponerse al día. Menos mal que tiene amigos de los cuales puede aprender – tiene que aprender. Alemania confía en su amigo. España está en el buen camino. 


copyright 2010 - amigos | Notas Legales