Únete a amigos
Olvidé mi contraseña

01-2011

Trabaja, trabaja, y construye tu propia casita...


Deshazte de tu perro y ladra tu mismo”: En el 2011, este lema alemán de la zona de Suabia debería ser el nuevo “leitmotiv” para los españoles. El “Schwabe” mantiene firmemente su reputación como la personificación de la economía, algo que también es muy recomendable para los Españoles. El consejo de construir su propia casa no es precisamente necesario, por un lado porque no hay dinero, y en segundo lugar, porque el mercado inmobiliario español está desesperadamente lleno de casas sin vender. No obstante, el consejo de “ladrar” es una buena recomendación, aunque habrá que interpretarlo de otra manera. Ladrar es bueno, mordisquear es aún mejor. El próximo 22 de mayo son las elecciones locales en España, y tendremos una buena oportunidad para probarlo.

El plan de reestructuración de la deuda del presupuesto del estado, que ha sido aprobado en el pasado mes de diciembre con un estrecho margen de un voto, demuestra que el país está muy decidido en adoptar medidas de austeridad para recuperarse. Las malas lenguas sospechan que el tímido acuerdo  conlleva una reducción en los gastos de los distintos ministerios de hasta un 16%. Sin embargo se ha visto a la ministra Elena Salgado bastante aliviada después de la votación. Ella espera que el paquete de austeridad recortará el producto nacional bruto (PIB) unos tres puntos al seis por ciento para señalizar por primera vez una señal hacía el crecimiento económico. Ya desde Junio 2010, los funcionarios españoles reciben un 5% menos de retribución mensual. Las medidas extraordinarias de subsidio a los desempleados se acabarán el próximo mes de Febrero y no se van a prorrogar. España es uno de los candidatos para el plan de rescate de la UE, pero lucha desesperadamente para no tener que acogerse a estas medidas. La agencia Moody’s está amenazando con una devaluación de la solvencia, la desconfianza está creciendo, y paralelamente sube el nerviosismo de la Unión Europea. El soleado sur del continente se convierte cada vez más en una prueba de fuerza de Europa. Las dificultades de los bancos, la falta de visión en cuanto a las opciones de ahorro de las comunidades autónomas y el alto coste financiero del estado no son precisamente una buena base para proporcionar a España nuevos fondos. Sobre todo hay que tener en cuenta que las elevadas tasas de interés van a dificultar la financiación estatal. Así que, una inversión de 2,5 mil millones de Euros, que los inversores internacionales han depositado a lo largo del 2010, ha sido fijada a un 5,58% de interés a diez años. España tiene una presión increíble por estos depósitos enormes.

Pero cuando España se salva de catástrofes de este tipo, enseguida predomina una serenidad irreal mediterránea, que – si tenemos en cuenta los hechos arriba descritos – podría llamarse también como la alegría desbordante del sur. La ministra de Economía Elena Salgados está practicando el famoso optimismo del desesperado  y no ve ninguna amenaza en la solvencia de su país. Espera poder dispersar los rumores de desconfianza de Moody’s y recuperar la confianza. Según ella, la zona del Euro está calentando la crisis con opiniones inadecuadas, y en parte es responsable de las dificultades de España. De hecho, con esta opinión tiene cierta razón. Además, España demuestra unas ganas tremendas de luchar por lo suyo: De todos aquellos que dependen del goteo de la deuda de la UE, España es pionero en la reorientación. Ya en Octubre 2010, el gobierno redujo su déficit presupuestario mucho más de lo previsto para todo el año. A principios de 2009, los economistas predijeron que a finales de 2010 España habría tocado fondo. Se espera haber logrado esto. Hay los primeros indicios, de que el camino arduo y rocoso de volver a subir está comenzando ya.


copyright 2010 - amigos | Notas Legales