Únete a amigos
Olvidé mi contraseña

12-2011

De compras navideñas en Cataluña


Ir de compras navideñas en Barcelona, Tarragona, Girona o Figueres significa salir de compras aprovechando también un clima sumamente agradable. Las hermosas, históricas y turísticas ciudades de Cataluña cuentan con tiendas modernas, boutiques prestigiosas, mercados y centros comerciales con una oferta impresionante. Actualmente, varias compañías aéreas ofrecen vuelos a precios económicos. Entonces ¿Por qué no aprovechar la ocasión y organizar un viaje a Cataluña? Encontraréis allí  las marcas internacionales más prestigiosas de la moda masculina y femenina y os quedaréis impresionados por la increíble diversidad y creatividad del mercado de la moda catalán que propone una moda joven, novedosa y original, menos convencional, prendas de marca, de confección o a medida, accesorios, joyas de fantasía, bolsas y zapatos de alta calidad a precios muy atractivos.

Quien planee unas breves vacaciones en Cataluña al final del año, podrá alquiler sin problemas un apartamento de vacaciones y aprovechar las buenas ofertas de las rebajas de invierno  que empiezan el 6 de enero. Para quien prefiera un fin de semana de compras, los hoteles de Barcelona y alrededores ofrecen alojamiento a buen precio. Muy atractivos y a menudo a la vuelta de la esquina, los mercadillos semanales son ideales para fisgar, descubrir la buena ganga que no se puede dejar escapar, y experimentar nuevas sensaciones. Allí, encontraréis ropas elegantes y de estilo tanto como ropas deportivas más informales y baratas. Llegados en Catalunya, no dejéis de probar las sabrosas especialidades culinarias regionales, como el famoso jamón Serrano y su característico sabor a avellana, los vinos catalanes y cavas (vinos espumosos) y, por supuesto, el maravilloso turrón de Cataluña.

Como es sabido, ir de compras abre el apetito y da sed, lo que no representa ningún problema, ya que por todas partes encontraréis bares de tapas en los que podréis daros el gusto de saciar el hambre y la sed con productos típicos y por poco dinero. Aunque no se compre nada, pasearse por los mercadillos, rebuscar en las tiendas y sumergirse en un ambiente animado, aprovechado a la vez el clima suave de la región,  hacen que el viaje de compras a Cataluña merezca la pena.


copyright 2010 - amigos | Notas Legales